Prevención

El Hígado Graso – Dieta, ejercicio y mantenerse en peso

higado graso
¿Qué relación tienen el sobrepeso y la obesidad con el hígado graso?

El hígado graso es un problema bastante común y suele ser la consecuencia de la epidemia de sobrepeso y obesidad. En términos sencillos se puede decir que es como el ¨Paté de Foie¨ Se sobrealimenta al Ganso para después comerse su hígado agrandado y lleno de grasa.

Las personas con sobrepeso y obesidad tienen mucho más tejido graso que lo normal. Esta gran masa grasa libera Ácidos Grasos en forma continua y cuando están aumentados en la sangre, se depositan en el hígado. Tres ácidos grasos unidos son un Triglicérido y cuando están elevados, también se depositan en el hígado. Cuando la grasa se deposita en las arterias, se llama aterosclerosis y popularmente se los compara con el sarro de las cañerías. En todos los casos, es importante tener en cuenta los valores de colesterol bueno, ya que es un limpiador de las arterias.

Si bien el hígado graso no es un problema agudo, cuando persiste durante mucho tiempo, puede generan inflamación y, a largo plazo, fibrosis del hígado, también llamada cirrosis. Algunos expertos consideran que la epidemia de sobrepeso y obesidad va a generar, dentro de algunos años, una epidemia de cirrosis.

Recomendaciones para bajar los ácidos grasos y los triglicéridos

Le preguntamos al Dr. Lozada, como médico especialista, ¿qué recomienda para bajar los ácidos grasos y los triglicéridos? Y su respuesta fue: lo mismo que decían nuestras abuelas: realizar dieta y ejercicio físico, mantenerse en peso, comer poca grasa animal y abundantes verduras y frutas. El descenso de peso es muy efectivo y mejora el hígado graso. También existen distintos enfoques terapéuticos que regulan los triglicéridos y tienen un efecto beneficioso sobre el hígado graso.

Por eso se recomienda a las personas que tienen diabetes, sobrepeso u obesidad que consulten a su médico para prevenirse.

No siempre podemos cumplir con las recomendaciones de las abuelas y los médicos. Ahora contamos con productos nutrigenómicos, una nueva categoría de suplementos dietarios, que combinan bajas dosis de micronutrientes de origen natural para contribuir a mantener y restaurar el metabolismo. En este sentido, Nutrigen-L ha probado su eficiencia para ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL y triglicéridos, además de tener efecto anti-hígado graso.

Conclusiones de una entrevista realizada al Dr. Alfredo Lozada, médico lipidólogo, especialista en colesterol, triglicéridos y aterosclerosis, jefe del centro de lípidos del Hospital Austral y del Fleni. MN 66074 MP 55271