Prevención

Día mundial de la salud, qué alimentos debo comer para tener una salud de hierro

Día mundial de la salud
Día mundial de la salud

Seguir unos buenos hábitos es una costumbre que debemos adoptar para toda la vida, así como una buena nutrición que refuerce nuestro sistema inmunitario y el organismo en general.

Estos son los alimentos con más probióticos

No es ningún secreto que para mantener un estilo de vida saludable lo que comemos juega un papel fundamental. Vigilar la dieta es una de las mejores estrategias para mantener el organismo en buena forma. Además ya sabemos que tenemos que procurar practicar con regularidad alguna actividad física, mantener el peso adecuado, dormir entre 7 y 8 horas, evitar el estrés , además del tabaco y las bebidas alcohólicas.

Seguir unos buenos hábitos es una costumbre que debemos adoptar para toda la vida, así como una buena nutrición que refuerce nuestro sistema inmunitario y el organismo en general. Por cierto, en 1948, la Asamblea Mundial de la Salud proclamó el 7 de abril como Día Mundial de la Salud con la necesidad de crear conciencia sobre las enfermedades mortales mundiales y crear hábitos sanos en las personas.

Si quieres tener una salud de hierro consume alimentos ricos en:

Probióticos

Los probióticos, como el yogur natural y leche fermentada tipo kéfir, son microorganismos vivos que al ser ingeridos actúan positivamente sobre la salud.

Omega-3

Sardina, salmón, arenque, atún, semillas de chía, nueces…Todos estos alimentos son ricos en Omega-3, unos ácidos grasos que, entre otros beneficios, previenen las enfermedades cardiovasculares , el cáncer, el envejecimiento del cerebro, el asma infantil, la depresión y la ansiedad.

Selenio

El selenio está presente en alimentos como el arroz, yema de huevo, semillas de girasol, pollo, queso, repollo y harina de trigo. Rico en antioxidantes, este mineral se relaciona con un papel protector de enfermedades como el cáncer.

Zinc

Ostras, carne de vaca, pollo, pavo, hígado, germen de trigo, granos integrales, semillas de calabaza, frutos secos… Todos ellos son ingredientes ricos en zinc, un mineral que también ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden al cuerpo.

Vitamina C

La vitamina C, que está presente en naranjas, mandarinas, piñas, limones, fresas, papayas, melones, mangos, kiwis, brócoli, tomate, sandía y repollo, se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos.

Vitamina E

Las semillas de girasol, avellanas, cacahuetes, almendras, pistachos, mango y aceite de oliva son ricos en vitamina E, que protege las células contra los daños causados por los radicales libres.

Vitamina A

Esta vitamina ayuda al buen funcionamiento del corazón, los pulmones y los riñones, y está presente en la zanahoria, mango, espinaca, melón, remolacha, acelga, pimiento rojo, brócoli, lechuga y huevo.

Fuente: www.lavanguardia.com
Autor: Lidia Penelo
Fecha de publicación: 07/04/2021