Prevención

Claves para prevenir el hígado graso no alcohólico

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHNA) es una condición cada vez más común que se manifiesta cuando se acumula grasa en el hígado. Esta afección no está relacionada con el consumo de alcohol, pero factores como la obesidad, la diabetes y una dieta poco saludable pueden incrementar el riesgo de desarrollarla. Por fortuna, adoptar un estilo de vida saludable puede ser una estrategia eficaz tanto para prevenirla como para revertirla.

Adoptá una dieta balanceada y nutritiva:

– Incorporá frutas, verduras y cereales integrales: Ricos en fibra y nutrientes esenciales, estos alimentos juegan un papel crucial en el mantenimiento de un peso saludable y en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, factores clave para combatir la EHNA.

– Optá por grasas saludables: Preferí las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas presentes en el aceite de oliva, el aguacate, los frutos secos y las semillas, y limitá las grasas saturadas y trans que se encuentran en las carnes rojas, productos lácteos enteros y alimentos procesados.

– Limitá los azúcares simples: Reducí el consumo de bebidas azucaradas, dulces y otros productos procesados que contengan altos niveles de azúcares añadidos.

– Controlá las porciones que consumís: Servir porciones más pequeñas puede ayudarte a controlar la ingesta de calorías y a mantener un peso corporal saludable.

Mantené un peso corporal saludable:

– Desarrollá un plan de pérdida de peso: Si tenés sobrepeso u obesidad, trabajá con tu médico para establecer un plan seguro y gradual para perder peso. Incluso una pequeña reducción puede tener un impacto positivo en la salud de tu hígado.

– Fomentá hábitos alimenticios saludables y realizá ejercicio regularmente para mantener un peso adecuado a largo plazo.

Realizá actividad física de manera regular:

– Beneficios del ejercicio: El ejercicio regular no solo ayuda a controlar el peso, sino que también mejora la sensibilidad a la insulina y reduce la inflamación, factores importantes en la lucha contra la EHNA.

– Integrá 30 minutos de actividad física moderada la mayoría de los días:Considerá actividades como caminar, andar en bicicleta, nadar o cualquier otra que disfrutés.

Limitá el consumo de alcohol:

– Moderá el consumo de alcohol: Si decidís beber, hacelo con moderación. 

– Evitá el alcohol si padecés EHNA: Es recomendable abstenerse completamente si ya tenés la enfermedad.

Consultá con tu médico regularmente:

– Monitoreá tu salud: Las visitas regulares al médico son cruciales para controlar tu salud en general y detectar cualquier signo temprano de problemas hepáticos.

– Trabajá en conjunto con tu médico: Él o ella puede sugerir pruebas para detectar la EHNA y ayudarte a desarrollar un plan de tratamiento si es necesario.

 

Adoptar un estilo de vida saludable es esencial para prevenir o revertir la EHNA. Al seguir estas recomendaciones, estarás tomando pasos significativos hacia una mejor salud y una mayor calidad de vida.

 

 

Nutrigen

Micronutrientes de origen natural
Desarrollados en Suiza🇨🇭, ayudan a tu metabolismo a lograr el equilibrio para estar y sentirte bien.

Estos productos pueden ser una herramienta adicional para complementar una dieta insuficiente.

Si tenés alguna consulta o inquietud, no dudes en contactarnos. Podés enviarnos un correo a info@nutrigen.com.ar o comunicarte por vía telefónica al +54 11 5236 0011. Nuestro horario de atención es de Lunes a Lunes de 10.00 a 18.00 hs. Estamos aquí para guiarte; todos los mensajes serán bienvenidos y respondidos con la mayor brevedad posible.

 

Fuente : Mayo Clinic: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/nonalcoholic-fatty-liver-disease/symptoms-causes/syc-20354567